Saltar al contenido

Clases de peines de peluquería

En el mercado actual, existen muchas clases de peines de peluquería, entre los cuales puedes escoger. Cada uno de ellos tiene una función específica y a continuación te explicamos un poco cada tipo y para que sirven.

Peine de corte

Se trata de los peines que se utilizan al momento de cortar el cabello, pues cuentan con características particulares que facilitan este trabajo. Al cortar el cabello, se requiere de un peine que pueda sostener el pelo a medida que se va trabajando con la tijera y es justo allí donde este tipo hace su trabajo.

Tienen cerdas cerradas que ayudan a que el cabello se mantenga, además de tener cierta textura por dentro para evitar que los mechones se resbalen del peine y se salgan. Es importante tener en cuenta que este tipo de peines no funciona para desenredar, pues rompería mucho el cabello.

Peine para desenredar

Son los peines de uso más común, que no solo se encuentran en las peluquerías, sino en cualquier hogar. Suelen tener cerdas separadas, ideales para que el cabello se deslice con facilidad entre ellas, sin romperse.

Aunque la mayoría de estos peines están elaborados en plástico, es recomendable que no los utilices, pues este material genera frizz, debido a que rompe el pelo. En su lugar, buscar imitaciones de carey, madera o metal. Este último solo si tienes una melena abundante.

Peine de púa

Es una de las clases de peines de peluquería más conocidos, pues se trata de un modelo que suele llamar la atención. Están disponibles en varios tamaños y separaciones de sus púas y en función de ello, se determina el tipo de cabello para el cual han sido creados.

Los más delgados funcionan para los cabellos lisos, desenredándolos con gran facilidad, mientras que los peines de púas gruesas, son perfectos para los cabellos con rizos, ya que ayudan a que los mechones pasen a través de ella sin romper el cabello, eliminando los nudos que pueda tener.

Peine de cardado

Son los peines diseñados estratégicamente para peinar y estilizar cabellos muy delgados. Pues posee púas muy delgadas y pegadas entre sí, que permiten poder recoger todo el cabello con facilidad, ayudando a estilizarlo con gran facilidad.

Son la opción perfecta para aquellas personas que tienen muy poco cabello, ayudando a que no se quiebre y si es de madera, ayuda a estimular la circulación sanguínea del cuero cabelludo, estimulando el crecimiento del cabello.

Otros tipos de peines

Además de los anteriormente mencionados, están:

  • Peines para tintes: ideales para esparcir el producto de manera uniforme, al finalizar la aplicación.
  • Peine de cola de ratón: diseñado para estilizar el cabello y separarlo.
  • Peine tenedor: estiliza los rizos sin dañarlos. Es perfecto para hacer retoques en cabellos con rizos o con ondas.