Saltar al contenido

Eliminación Láser En Tatuajes

Siempre se ha dicho que un tatuaje es algo para toda la vida, y antiguamente así era. Cada vez la tecnología va avanzando, y con el paso de los años han llegado a dar con el Láser.

Mucha gente, ya sea por estética, moda, creencias etc.. se hacen tatuajes, y muchos al cabo de los años se arrepienten. Con el láser ahora es posible eliminar un tatuaje por completo, pero tiene algunos riesgos.

Eliminación con láser tatuaje tribal

Riesgos de eliminar tatuaje con láser

Eliminar un tatuaje a veces puede ser difícil, determinando el tipo de tatuaje, si es muy oscuro, o si es un tatuaje a color. Con el tratamiento láser, algunas personas notan cambios en la textura o el color de su piel.

El tratamiento láser, puede ser incómodo y doloroso para el paciente. Para esto se puede ofrecer una inyección de anestesia local para antes del tratamiento.

Algo muy importante, es que la luz láser puede dañar la vista, por ello es recomendado el uso de protectores para la vista.

Otro riesgo que tiene el láser, es la posible infección después del tratamiento por su descuido. El paciente debe proteger la zona tratada, para así reducir el riesgo de obtención de bacterias y así su infección.

¿Puedo volver a tatuarme encima de un tatuaje borrado por láser?

Eliminación tatuaje para posterior tatuaje.

Se puede volver a tatuar dependiendo de algunos factores. Lo primero que la piel esté sana y no haya padecido ninguna hemorragia o alguna infección. No se puede volver a tatuar si el paciente está siendo tratado con isotretinoína(es un fármaco del grupo de los retinoides, su principal uso es para un componente cicatricial grave)

Algunos pacientes, únicamente quieren eliminar sólo una parte del tatuaje, como por ejemplo alguna fecha, algún nombre, para así tatuar alguna otra cosa en su lugar. Lo ideal es una vez realizado la eliminación de esa parte del tatuaje, no volver a tatuar hasta que la piel no esté totalmente recuperada del tratamiento láser.

¿Que colores se eliminan más fácilmente?

Hay algunos colores que responden mejor al láser que otros, debido a sus composición de la tinta.

Los más fáciles de eliminar:

  1. Negro
  2. Azul
  3. Verde
  4. Rojo
  5. Amarillo
  6. Naranja

Los más difíciles de eliminar:

  1. Blanco
  2. Beige

Estos pigmentos, son más difíciles de eliminar ya que contienen, dióxido de titanio o óxido de zinc, que no responden bien al láser.

Cuidados después de las sesiones

Después de la sesión, aplicamos una capa de crema antibiótica (la aplicaremos cada 8 horas, de 5 a 7 días). La primera semana cubriremos la zona, así evitaremos que entren bacterias. Siempre lavar con jabón neutro.

Pasada la primera semana, podemos descubrir la piel, evitando la exposición solar, y aplicando rosa mosqueta.

Procura durante los primeros días, después del tratamiento darte baños largos, con agua muy caliente, saunas y ambientes muy calurosos.

La siguiente sesión, se realiza cuando la piel está totalmente regenerada. Aproximadamente en un mes, mes y medio.

Aquí os dejo un video de una eliminación de un tatuaje por láser: