Saltar al contenido

Peine de púas

La caída del cabello es uno de los temas que mayor preocupación causa y es que para nadie resulta agradable ver un montón de cabellos en el peine al finalizar de desenredarlo y cuestionarse cómo es que aun queda pelo en la cabeza.

La caída se produce por la fricción que causan los peines en la fibra capilar, la cual se enreda y se parte y como resultado, ves mucho cabello suelto al finalizar. Los peines de púas evitan que esto pase, ayudando a que el cabello se deslice con facilidad.

Reduce el daño al cabello                                                  

Gracias al espaciado entre las púas, el cabello no se enreda y por esto no hay rotura al haber una fricción mucho menor que con otros tipos de peines. Esto ayuda a que el cabello no sufra daños innecesarios por ser halado al peinar.

A su vez, esto disminuye las puntas abiertas o partidas a causar de un incorrecto peinado; lo que se traduce en un cabello mucho más sano y visiblemente más hermoso. Hay anchuras diferentes para cada tipo de cabello, desde las más unidas para cabellos finos hasta las más gruesas para cabellos rizados.

No solo cuida el cabello

Los beneficios del uso del peine de púas se extienden más allá de simplemente el cabello, pues también ayuda a cuidar el cuero cabelludo, brindándole un suave masaje que a su vez, estimula la irrigación sanguínea de la zona.

Esto te ayuda a tener un cabello mucho más fuerte, favoreciendo además el crecimiento del mismo. También es un excelente aliado para disfrutar de un delicioso masaje relajante en la cabeza, así que no solo sirve para estilizar tu cabello.

Algunas consideraciones

  • Evita comprar peines elaborados en plástico, pues es un material agresivo con la fibra capilar.
  • Escoge peine de púas de carey, madera o metal.
  • Puedes usarlo tanto en cabello seco como mojado.